lunes, 18 de junio de 2012

¿¿qué??


Dar vueltas en la cama mientras te mueres de ganas de salir en mitad de la noche con la única compañía del mp4... música que te hace pensar, aún si cabe, en todo lo que te ronda por esa cabeza inquieta... en ese corazón que ayudado por tu mente esconde lágrimas tras sonrisas... no acabas de saber qué es lo que lo provoca pero ahí está... esa sensación de no saber que sientes en cada momento ni por qué, o más bien de intuirlo y querer negarlo continuamente... y al final todo hace que no dejes de dar vueltas en la cama....

sábado, 16 de junio de 2012

vive



Sabía que solo sería por un tiempo pero aún así quería seguir a delante. "¿Qué es la vida sin riesgo?" se repetía una y otra vez como un mantra personal, aunque en el fondo era totalmente consciente de que el final de aquello supondría un duro golpe. 
No podia llegar a comprender cómo había llegado a esa situación, se había dicho una y mil veces que no volvería a pasar y cuando pensaba que lo estaba consiguiendo... ZAS. Otra vez la realidad le abofeteó en la cara... todo había sucedido tan rápido... 
Momentos congelados dentro de esa mente que hasta ese momento solo se dejaba llevar... y que ahora intentaba dar explicación a todo lo ocurrido. 
Y aún sabiendo cuál iba a ser el fatídico final decidió vivir los acontecientos que sucederían durante el tiempo que le quedaba. 

martes, 12 de junio de 2012

ojos verdes



Hace tiempo que no escribo ningún relato y creo que va siendo hora de volver a hacerlo:

Frío, oscuridad y humedad es todo lo que le rodeaba. Apenas podía moverse dentro de la pequeña cueva en la que se encontraba. Deseaba salir pero el miedo lo tenia paralizado, no sabía que podía haber fuera, pues nunca había salido. En varias ocasiones lo había intentado pero justo cuando se armaba del valor suficiente para moverse hacía la abertura que se encontraba a menos de un metro el recuerdo de algo temible volvía a su mente. No recordaba qué era ni cuándo lo vio pero sabía que tras esa cueva había algo abominable... 
Durante años estuvo escuchando vagas voces que lo llamaban, que lo alentaban a salir, a hacerse ver; pero nunca supo de quién y de dónde provenían y esto le creaba una gran desconfianza, pues "lo conocido siempre es mejor que lo que queda por conocer" se repetía una y otra vez para auto convencerse, "si me quedo aquí nunca podrán hacerme daño, este es mi sitio". 
Después de años de oscuridad un débil y solitario rayo de sol penetró a través de la apertura de la cueva, se acurrucó aún más en el fondo, sin dejar que ese pequeño rayo lo alcanzase... lo temía tanto como lo deseaba. De repente el rayo desapareció, algo se interponía en su trayectoria. Se atrevió a mirar directamente a la apertura... para su sorpresa unos ojos pequeños lo miraban, era una niña de ojos verdes "¿por qué te escondes?" Para su propio asombro esa niña le inspiraba confianza y contestó "de todo, este es mi sitio". La niña extendió su pequeña mano "ven, yo te mostraré hasta dónde puedes llegar". Lentamente él acercó su mano a la de ella y antes de cogerla preguntó "¿cómo puedes tú mostrarme mi lugar siendo tan pequeña?". La niña sonrió y susurrando le contestó "las apariencias engañan". La observó dubitativo pero finalmente accedió a tomar su mano y durante una fracción de segundo esa pequeña niñita que se encontraba en la entrada de la minúscula cueva le mostró todo lo que podría llegar a ser si salía de allí y desde entonces se repite a sí mismo "adentrarse en lo desconocido hace la vida mucho más interesante".


Siento si no tiene mucho sentido pero a las 3 de la madrugada es lo mejor que me ha salido ^^

domingo, 10 de junio de 2012

disfruta


Con demasiada frecuencia aceleramos el ritmo de los acontecimientos por querer de forma irracional y apresurada llegar lo antes posible... y cuando llegamos a ese punto nos damos cuenta de que una de las mejores partes era la que quisimos dejar atrás tan velozmente... el disfrutar del fugaz cruce de miradas, de caricias que hacen que el corazón se acelere, de sonrisas disimuladas, de momentos que solo dejan atisbar pequeños indicios de lo que verdaderamente ocultan, de conversaciones que esconden deseos de algo mucho más grande... mientras todo esto sucede solo deseamos que ocurra el hecho que todo lo cambia, el hecho que nos deja verdaderamente expuestos al dolor, al sufrimiento y también a más buenos momentos...pero estar ahí, sin saber qué va a ocurrir, con la esperanza intacta y el deseo ferviente de descubrir qué pasará... nos hace sentirnos vivos...