lunes, 26 de octubre de 2015

¿Qué hacer...?

¿Qué hacer cuanto tu mente te dice una cosa y tu corazón otra? 
¿Qué hacer para dejar de sentirte así?
¿Aceptarlo o luchar?
¿Intentar olvidar o rememorar cada momento?
Quizá el problema real que nos atañe, no es qué hacer, si no darte cuenta de que no está en tu mano. 
Pero aún así un solo pensamiento revolotea en tu mente... "¿y si sí está en mi mano?"
Puede que si hicieras algo todo cambiase, ¿pero es realmente lo que deberías de hacer? ¿Aún cuando prometiste que no lo harías?
Pero hay cosas que se escapan a tu dominio, y es por ellas que todo ha sucedido... 
En el fondo sabes que no hiciste nada malo, pero es ese mismo pensamiento el que te hace tener un halo de esperanza... el no entender del todo por qué ha pasado.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Ahora



Ya sucedió anteriormente... y la misma sensación recorre todo mi cuerpo... 
Un vacío en el pecho y un nudo en la garganta, lágrimas en los ojos y mil pensamientos en la cabeza.

Es muy posible que en un par de semanas esto me parezca como si hubiera sucedido hace años luz... pero ahora... ahora no puedo dejar de sentir, de ser yo, de acurrucarme en un rincón y desear que todo pase.
Porque aunque no quiera me afecta, me hiere y duele, oprimiendo todo mi ser. Y no puedo llegar a comprender el por qué, ese por qué que se quedó en el aire sin un cómo, cuándo y de qué modo... 

lunes, 7 de septiembre de 2015

Imagina, o mejor no...



La imaginación, esa amiga que nos hace reproducir momentos nunca vividos que nos colman de alegría, entusiasmo y felicidad. 
Pero a la vez puede jugarnos una mala pasada... no solo haciendo que nos decepcionemos cuando no ocurre aquello que imaginamos tan bonito y grandioso, si no cuando nos hace ver ese lado triste y oscuro, cuando sin querer nos hace ver cosas que nunca desearíamos que sucedieran, verlas tan reales, aunque solo sea en la mente, que hasta nos hacen llorar... 

Una vez leí la cita "lo que nos mata no es lo que vemos, si no lo que nos imaginamos", y cuánta razón tenía...

jueves, 30 de julio de 2015

¿una o más?


Quizá tuviste una oportunidad que creíste no se repetiría jamás... y quizá, solo quizá, tuvieras razón. 

La decisión más difícil fue dejarla pasar o hacer algo para aprovecharla. 

Momentos, lugares, personas... en un segundo dos vidas toman forma en tus pensamientos.
Una, obviando esa oportunidad, siguiendo por un derrotero que te aleja de ese camino aún inexplorado.
Otra, lanzándote en la dirección opuesta.

Nunca sabrás cuál hubiera sido mejor, porque sin lugar a dudas, nunca podrás vivir esas dos vidas que desde ese punto de inflexión se muestran ante ti. 

O quizá, y solo quizá, este mundo esté lleno de dimensiones paralelas y al mismo tiempo consigas vivir esos dos caminos y muchos más, creados a partir de todas las decisiones que tuviste que tomar a lo largo de tu vida...

De esta forma, solo tienes que pensar cuál de esas realidades es la que quieres vivir, sabiendo que tomes la decisión que tomes, siempre habrá más...