jueves, 31 de mayo de 2012


Cada vez que me acerco  parece que será diferente, que esta vez podremos mantener una amistad... pero solo es una ilusión, un espejismo. Pues haga lo que haga por ínfimo que sea él solo ve lo que quiere ver, o más bien lo que teme descubrir... estar a la defensiva con cada palabra que salga de mi, esa es siempre su reacción... y ya no puedo seguir midiendo mis palabras, pensando constantemente en cómo interpretará lo que le digo...
Absurdo, completamente absurdo, decirme algo y demostrar a los tres días que el problema no está en lo que yo sienta, no, está en lo que él siente, en lo que teme, y es que todo gira en torno a eso, a temores, miedos y negaciones... 

No hay comentarios: