viernes, 4 de octubre de 2013

queda atrás



Siempre he pensado que las cosas del pasado deben quedar en el pasado, y hoy más que nunca me reafirmo en mi creencia. 

Es increíble cómo un hecho ya pasado, que no volverá a ocurrir, y que pase lo que pase no va a cambiar, puede hacer tanto daño en el presente, incluso truncar un posible futuro. 
Fragmentos de una vida pasada de la que ya solo quedan lecciones aprendidas y miedos que superar.