jueves, 7 de septiembre de 2017

Quisiste...




Quisiste creer, pero algo en ti te decía que todo era una farsa, palabras huecas sin sentido alguno.

Quisiste amar, pero el sentimiento no te fue devuelto.

Quisiste odiar, pero fuiste incapaz de ello.

Quisiste olvidar, pero todo aquello quedó por siempre grabado en tu recuerdo.

Quisiste herir, y lo conseguiste... por que nadie puede hacer más daño que quien más te conoce.

Pero también quisiste ser perdonado, y quizá esto, fue lo más difícil de todo.

domingo, 13 de agosto de 2017

quiero escucharte decir lo que gritan tus ojos



Solo dije lo que mis ojos gritaban... y no me arrepiento. Puede que lo haga dentro de un tiempo, si los acontecimientos no se suceden como me gustaría, ¿pero sería por lo que dije? ¿o solo porque era lo que iba a pasar de todas formas?
Ya nunca podré saber la respuesta a esa cuestión... y puede que me atormente diciéndome a mí misma que no debí abrirme así, que no debí decir eso en ese momento. Pero ahora pienso y encuentro el consuelo de haber dicho lo que tenía ganas de decir. Dejarme llevar de nuevo, pero con más tranquilidad, esperando... porque "quiero escucharte decir lo que gritan tus ojos".

jueves, 3 de agosto de 2017

Respira



Despacio, poco a poco, con calma... 
Respira hondo... suelta el aire lentamente... 
Cierra los ojos y vuelve a respirar. 
Siente. 
La almohada bajo tu nuca, la sábana bajo tus brazos, espalda y piernas... suave, cálida. 
Das media vuelta y te deslizas sobre ella. 
Respira. 
Tus manos buscan algo recorriendo la sábana bajo la almohada. 
Respira. 
Disfrutas con el tacto que tus piernas perciben. 
Respira. 
Lo esperas... lo deseas... lo oyes. 
Respira. 
Las yemas de tus dedos lo encuentran... 
Respira. 
Siente,
La luz que emite aún con los ojos cerrados. 
Respira. 
Abre los ojos y descubre lo que anhelas.