viernes, 26 de agosto de 2011

nada



Estando juntos no va bien... estando separados tampoco... Le miras de reojo, no parece que a él le importe... sigue a lo suyo, con los amigos, de risas... Ries intentando aparentar bienestar, por dentro gritas, saltas... quieres desahogarte, pero permaneces sentada, continuas lanzando miradas furtivas esperando que se de cuenta... de que te diga algo. Nada. Te haces mil preguntas, te planteas mil dudas, ¿pero quizá él se las plantea? ¿piensa en todo aquello? ¿o simplemente pasa ya de todo? No lo sabes y eso te consume, pero no preguntas. Callas... dejas que el tiempo pase... y cada vez sientes más que él se aleja, que esta mejor sin ti, que esa es su vida y tu solo eras un bache en medio de su camino...

1 comentario:

JPJ dijo...

¿Por qué tanto silencio? ¿No sería mejor dejar de encerrar las dudas en el fondo de un sitio oscuro y resolverlas? Hablar.

Cuando las cosas terminan siempre son complicadas para ambas personas, ¿Acaso hay un patrón de actuación en la vida que te diga "así todo irá bien"? Por desgracia no, pero igual que hay que intentar hacerlo lo mejor que se pueda, tampoco es necesario sufrir de más sin necesidad. Eso si, nadie es un bache en el camino de otra persona, de todo el mundo que pasa por tu vida, independientemente de si permanece en ella o no, se aprende algo, y tú igual que los demás tienes mucho que aportar y enseñar a los demás ;D