lunes, 9 de marzo de 2009

Corazón


Aunque parezca que tiene el corazón tan duro como la piedra, siempre queda el fino hilo que mantiene ese corazón latente, el mismo hilo que arrastra a corazones de otros seres con él, sintiendo su calor, haciendo que ese corazón que de piedra parecía se torne blando y confortable, lleno de amor y amistad...

1 comentario:

Jorge Pedraza Jurado dijo...

Yo he aprendido con el tiempo que nadie es tan frío como realmente aparenta. Simplemente son cosas de las circunstancias, la gente y la personalidad. Como bien dices solo es cuestión de conocer a la gente adecuada, en los momentos adecuados de tu vida.

Espero que tú estes en uno de esos momentos ^^

PD: por cierto no se de quien es, pero bonito dibujo el del texto anterior :)