domingo, 15 de junio de 2008

SoLa

Vuelo, vuelo por encima de todo; de casas, de puentes, de parques, de montañas, de ríos…de todo. Me detengo y caigo en picado, pero no siento angustia, sino bienestar, tranquilidad… vuelvo a detenerme, esta vez a dos centímetros del suelo. Y me elevo como si no pesara nada, como si mi cuerpo fuera una pluma a la que el viento lleva. Veo a las personas en las casas, en los puentes, en los parques, en las montañas, en los ríos… todo lleno de gente, todo plagado de gente. Despierto y sé que nunca podré sobrevolar esas casas, esos puentes, esos parques, esas montañas, esos ríos…nunca, pues es el anhelo de tenerlo todo bajo mis pies, todo controlado. Pero es sólo eso, un sueño, porque esas personas no pueden ser controladas por nadie, ni siquiera por un Dios, el Dios que muchas veces me he preguntado si existe en realidad. Estoy sola, sola en la inmensidad del universo, sola incluso cuando me encuentro rodeada de gente; de personas independientes que no piensan en los demás, únicamente en ellas mismas, la mayoría falsas, egoístas, mentirosas... y por ello me escudo de la gente para no dar a conocer mi fragilidad, mi corazón ya roto hace años… incluso de personas a las que les importo. Nadie hay a mi alrededor; sólo mis pensamientos, mis sueños, mis sentimientos...esto es lo que nadie descubrirá, mis más preciados tesoros, ocultos debajo de un manto invisible que yo misma he colocado para que nadie los encuentre, y quizás por eso nadie nunca sepa lo que pienso, lo que sueño, lo que siento…Y me hundo en el agujero negro que yo misma he creado y lo hago lentamente, sin darme cuenta de que ahí, delante de mí está mi salvador, el príncipe montado en caballo blanco del que todos los cuentos hablan y que por mí existe. Siempre dispuesto a ayudarme, a tenderme su brazo gallardo para sacarme de allí. Mas estoy cegada por el manto que yo misma coloqué, no siento su brazo intentando cogerme, no oigo su voz llamándome a gritos, no veo sus ojos fijos en los míos…Sigo hundiéndome, sola con mis pensamientos, mis sueños, mis sentimientos… sin querer darme cuenta de que él esta ahí.
Pero de repente el manto se desgarra y siento su brazo intentando cogerme, me aferro a él; oigo su voz llamándome a gritos, le contesto; veo sus ojos fijos en los míos, le devuelvo la mirada…

2 comentarios:

Uno dijo...

sola? :/...

Jorge Pedraza dijo...

Buenas. Antes de nada felicitarte Natalia, porque aunque sabes que leo el blog y estoy pendiente por si escribes algo nuevo, no te habia felicitado por ello y sobretodo por unos textos con los que me siento tan identificado muchas veces. Animarte también (si soy un poco pesado :P) a que terminas la historia que a mi me gusta ^__^. Respecto al comentario anterior, con todos mis respetos ese comentario equivale a que no has entendido en absoluto el texto. Como bien reflejo en su post "mi mundo" su vida esta dividida en dos, pero a la vez esta sola? paradojico? no, simplemente hay que entender los dos textos... No es ningún comentario ofensivo, simplemente que muchas veces las palabras tienen más transcendencia que el propio significado del diccionario.

Un beso y un saludete!!