domingo, 25 de marzo de 2012



Te das la vuelta, miras en todas direcciones, allí, justo a la izquierda de aquel semáforo, está esperándote... Las farolas comienzan a apagarse... noche oscura que todo lo envuelve... la has perdido... ya no está allí... momentos que parecen eternos sin más compañía que el maullido de los gatos callejeros que van de un tejado a otro guiados por la luz de las estrellas... vuelves a mirar, agudizas tu oído, cierras los ojos y respiras hondo... Nada... no está, no ha vuelto... quizá solo fue un sueño... una ilusión... pero... ¿y si fue real? ¿y si todo lo que tuvieras que hacer es buscar? La duda te atormenta... otras tantas se cruzan en tu camino pero ninguna es ella... esa que te hizo sentir tantas emociones, esa que dijo "me encantas"... tantas frases que penetraron en tu mente y en tu corazón pero que no llegaron a nada más... y mantienes un duelo con la oscuridad intentando encontrarla de nuevo para que al fin termine susurrando "te quiero..."

No hay comentarios: